General

Trollparty 2006: Final

Para el desesperado: Fotos, Web de la Trollparty del SAPI, posts de Apostols 1, 2, post de Octavio 1, post de Luigino 1, artículos de prensa y otros posts sobre la Trollparty, webcams, lista de Invitados.

Se ha terminado la Caracas Trollparty 2006. Estos días han sido de intensa actividad y no he tenido oportunidades de escribir sobre lo que estaba pasando. Básicamente, el martes se realizó el setup inicial de la carpa. El Museo de Ciencias nos facilitó dos acometidas de 117V que habilitamos con dos breakers, uno de 40A y otro de 60A, proviendo suficiente potencia para todo lo que allí se instaló, que era básicamente una iluminación sencilla en el techo, unas diez máquinas, una TV flatscreen, varias laptops, ventiladores, teléfonos IP, el router inalámbrico, la antena (PoE) y el sonido.

En general no hubo problemas con la electricidad, exceptuando al principio cuando conectamos todo en la primera acometida y casi muere el breaker, y cuando pisé el cable sin querer y jalé el cable de neutro. Suerte que los UPS cumplieron, pero no todo estaba pegado a los UPS. Se pudo haber hecho una mejor distribución eléctrica, pero considerando el tiempo que nos tomamos en montar el evento, se hizo un trabajo que raya en lo excelente.

En cuanto a la conectividad, los compañeros de CVG Telecom se portaron muy bien (kudos for Javier Triviño y equipo) y nos instalaron un enlace inalámbrico con una antena en la Torre Oeste de Parque Central. Se supone que el canal daba para 17 Mbps, y nosotros obtendríamos 8 Mbps, pero terminamos obteniendo unos 2Mbps, al menos simétricos y con una latencia aceptable. La antena funcionaba con PoE, pero afortunadamente estaba conectada al UPS así que no se reinició cuando jalé el cable.

El NOC de la Trollparty se había configurado previamente en un disco duro IDE de unos 100 GB., y simplemente se instaló en un P3 del SAPI, con Debian (cabe resaltar que Debian y Ubuntu fueron las únicas distribuciones vistas en la Trollparty, exceptuando cosas extravagantes como Musix y DSL, y que para todos los procesos críticos se utilizó Debian) – tenía acceso de coadmin en el sudoers del NOC, pero no tuve que hacer nada del otro mundo excepto modificar el firewall fumado que montó r1 para hacer marks y mangles.

El resto de las máquinas se utilizó para streaming de video y apoyo táctico. Se dió acceso gratuito a Inteet a muchas personas que tenían emergencias y necesitaban revisar su correo o contactar con alguien. Esto hubiera podido ser más organizado (estableciendo una máquina solo para tal fin, y con un tiempo limitado) pero no hubo incidentes que lamentar. Al respecto, mis mayores felicitaciones van para el personal del SAPI que realizó la vigilancia y el orden público dentro de la carpa. Su labor nos permitió cumplir con nuestro trabajo de forma segura.

La comida fue provista por un servicio de catering que desconozco, y la verdad que no me puedo quejar, porque fue bastante buena. El café fue provisto por el SAPI, con una especie de tetera endemoniada que hacía litros de café al mismo tiempo. No soy muy cafetero, pero los demás Trolls disfrutaron un montón con esa cafetera. En cuanto al resto de los aspectos logísticos, se imprimieron muchísimos dípticos informativos y programas (al respecto, ese canal comunicacional quedó muy bien cubierto) y se mandaron a hacer vasos conmemorativos del Foro con el logo del SAPI para regalar, además de los cientos y cientos de discos que se quemaron con Debian, Ubuntu y DSL (cortesía del SAPI, PDVSA y Activistas por el Software Libre). Canonical envió 100 discos de Ubuntu que se rifaron en el evento.

El martes no se hizo mucho, solo lobby informativo y se empezaron a probar los visuales en los beamers (usando exclusivamente software libre) Estuvimos hasta casi la medianoche terminando el setup de todo, yo estuve trabajando con el proxy APT del NOC y haciendo cosas varias y sin sentido por ahí. El miércoles empezó realmente el evento, con una especie de show informativo auspiciado por Luis en el que varias personas hablaron y compartieron sus dudas sobre el Software Libre. Mientras tanto, se mostraba información en la flatscreen, se repartían dípticos y se rifaban discos. En la tarde empezaría el festival de instalación, que se prolongó hasta el sábado.

En cuanto a esto, es de lamentar la escasa presencia de miembros venezolanos de la Comunidad para ayudar a instalar, en especial cuando algunos tienen meses chillando con que en nuestro País no se hace ningun evento de este tipo. En fin, ya pasó la oportunidad, será para otra, aunque es muy lamentable lo que pasó, porque además dejamos una imagen indeleble e incorrecta a algunos de los invitados inteacionales, que nos seguirán viendo con los mismos ojos de: malditos indios… necesitan ayuda, pobres… no pueden hacer nada sin nuestra ayuda, aun cuando Venezuela es el único País en el Mundo que está migrando toda su APN a Software Libre.

Durante el resto de los días se realizaron talleres sobre medios comunitarios y transmisión de radio y TV a través de Inteet usando Software Libre, sesiones de herramientas colaborativas para la toma de decisiones y Dotmocracy además de herramientas de votación, Hacklabs y muchos otros temas, aunque estos fueron los que se realizaron segun programa. Contamos con la participación de Richard Stallman en varias ocasiones, con su ya tradicional charla sobre el Software Libre.

Valga la oportunidad para agradecer la visita de todos los participantes inteacionales que se acercaron a visitar e incluso a ayudar. Gente de Colombia, Argentina, Brasil, Estados Unidos, Inglaterra, Chile y muchos otros países, que se mostraron interesados en el Software Libre, en Linux, en Debian y en todos los demás temas que tratamos en la Trollparty.

En cuanto al Festival de Instalación, yo calculo que se evangelizaron unas 25 máquinas más o menos, la mayoría lowends, Pentium I, Pentium II, Celerones de 400 MHz… trajeron varias 486 que aun no sé si les instalaron Linux, y un servidor Sparc que los Trolls intentaron poner a funcionar pero fallaron; yo no tuve la oportunidad de tocarlo. En lo particular, yo instalé exclusivamente Debian en todas las máquinas que toqué, gracias al fabuloso CD de instalación provisto por nuestros sponsors. Lo diferente del Infest fue que mucha gente llegó con máquinas que tenían problemas pequeños (cables sueltos, floppy drives dañados, NIC’s no soportadas…) y que se les orientó para solucionar sus problemas. A todos los que llevaron sus máqunas a la Trollparty: gracias por su paciencia.

Se acercaron también a la Trollparty muchos integrantes de organismos de la Administración Pública Nacional, interesados en recibir apoyo en sus procesos de migración e información en general sobre mejores prácticas. Tuve la oportunidad de sentarme a hablar con algunos de ellos, incluyendo a Sebastián, del Ministerio del Trabajo de Argentina, en Buenos Aires. De hecho me enteré que en algunos organismos del Estado hicieron que el personal de Informática asistiera a la Trollparty. Great shot, en especial con el advenimiento del gran desastre que le ciee en los hombros al MCT.

El sábado se hizo una Trollfiesta que duró hasta casi las cuatro de la mañana y contó con la participación de unos 600 jóvenes que se movieron al ritmo de la música mezclada por los dee-jays y los visuales realizados co
n software libre por Tatiana. La Trollfiesta marcó un buen final para la Trollparty, un final que yo puedo resumir en: éxito a un alto costo moral (y me reservo el resto de lso comentarios)

El domingo fue el día de embalar todo de nuevo, tarea que no parecía tan difícil o al menos no la veía venir cuando sacamos todo de las cajas que trajeron del SAPI. Lo más interesante de esto fue tener que devolverle las cosas a CVG Telecom ya que, en la situación geosocial de la carpa, era demasiado factible que se lo llevaran todo si dejábamos algo guindando. De nuevo, aquí todos los créditos se van para el personal del SAPI que de verdad se esforzó para trabajar en un domingo con estas tareas desagradables.

¿Qué salió mal? Muchas cosas. Es natural que pase, y creo que todos nos lo esperábamos. Yo quizás pequé de paranoico, e incluso tuve mis roces con Eduardo Samán y Sandra Parra (mis superiores en el SAPI) porque pensé que las cosas no funcionarían simplemente porque en Venezuela no sabíamos trabajar con este tipo de eventos. Hoy sé que eso no es del todo cierto, y veo muchas más claras las cosas, y supongo que hubo fallas graves de lado y lado.

Por una parte, quizás debimos haber pensado mejor que esperábamos de este evento antes de aceptar echarlo adelante. Samán quizás pensaba en masificar el ideal de conocimiento libre que impulsa el SAPI a través de la promoción del SL para las actividades cotidianas, Sandra quizás pensaba en obtener pistas e información importante para la migración que se lleva adelantadísima en el SAPI, yo pensaba aprender un montón de cosas nuevas y, por ejemplo, Carlos Pineda (azra3l, que desde Diciembre anda chillando por un evento y solo fue un día a navegar por Inteet) quería “más retos técnicos”

La Trollparty, simplemente, ofreció un poco de todo. Pero para aprovecharlo todo, había que someterse a un costo físico/psicológico/moral excesivo. Por ejemplo, yo tuve retos técnicos (toda la parte de la conectividad con CVG Telecom, o la acometida eléctrica) y también ayudé a masificar mi ideal de conocimiento libre en mis conversaciones con las personas que se me acercaron, y también aprendí sobre mejores prácticas para migración… pero ahora estoy agotado física y mentalmente.

Quisiera creer que cada quien se llevó lo que más necesitaba de este evento, pero no fue así. Supongo que para muchos fue una gran decepción y para otros fue una montaña rusa de sensaciones (como, por ejemplo, para Alejandro Garrido, un chico de 17 años que disfrutó muchísimo instalando Debian en las máquinas de las personas y resolviendo problemas sobre la marcha) En fin, hubo para todos los gustos.

Dejando de lado todas las consideraciones personales sobre los invitados (no voy a ser hipócrita: yo sí discrimino a la gente por como es, pero por alguna razón me sentí a gusto con algunos de los Trolls) lo único que me molestó fue una especie de mala vibra que se sintió que básicamente puedo resumir en el pensamiento de: en Venezuela no hay gente capaz, en Venezuela no hay personal, en Venezuela no va a funcionar. Quisiera poder replicar con un solo argumento: Sí, quizás aquí no vaya a funcionar, pero somos el único País del Mundo que lo está intentando. Aprendan, you mofos.

Gracias a todos los que participaron. Estuvieron por allí Octavio Rossell y Juan Moreno de GLOVE/UNPLUG, varios días, acompañando a RMS, Tania y al amigo debianita que apodaron Ramón. Estuvo por allá Alejandro Garrido y Betamax, y Eesto Crespo y Carlos Pineda, además de José Sosa, Pedro del Médico, el tal “Richzendy” de Red Hat y Ademar Morales, de Merkurio Network. Vi gente de Fondafa, de la UCV, de la UBV y un pana de la UCAB de Ing. Informática; sé que Luigino estuvo por allí (por cierto, gracias por el apoyo y espero que sepas que somos muchos los que te apoyamos por la decisión que tomaste), gracias a Iván, a Rogmar y a Leoneth del SAPI por toda su ayuda. Gracias a los patrocinantes (SAPI/MILCO, PDVSA, ASL, CVG Telecom) por permitios a la gente de la Comunidad (o al menos a los interesados) tener un evento de promoción de SL. Eso nos motiva a seguir buscando la excelencia y dar un ejemplo en al menos una cosa al resto del Mundo. Gracias a los que asistieron, a los que escucharon los talleres, a los que les dió fastidio pero por lo menos sintieron algo por ósmosis, a los que fueron solo a pedir vasos y discos, a los que fueron solo a navegar por Inteet, a los que fueron a ayudar, a los que se partieron el lomo cargando cosas.

No sé si estoy siendo exagerado o conservador, pero considerando que en la noche movimos 600 personas… yo creo que tuvimos un tráfico de unas 2 ó 3 mil personas diarias, durante los cuatro días efectivos del Evento, creo que pudimos hacer mella en unas 8 mil personas, además de los miles que nos vieron a través de todas las notas de prensa del evento publicadas en medios comunitarios, Estatales y privados. Los CD’s volaron, y se redirigió a la gente a las listas de correo de los Grupos de Usuarios: tenemos trabajo, muchachos.

En resumen: se hizo “daño”, hubo mucha receptividad por parte del público y de los medios, así como los organismos de la APN. Hubo escasa participación de la Comunidad Venezolana de usuarios de SL, a pesar de la antelación con la que se anunció el evento. Hubo demasiada expectativa sobre la actividad que iban a ejercer los invitados inteacionales, y al final muchísima gente quedó decepcionada, dentro y fuera del SAPI. Solución? Esto se debió haber hablado con más calma. Lo mejor: las máquinas que se fueron con Debian, la verborrea de buenas intenciones que tuvimos los que nos pusimos a hacer lobby y una vez más la muestra de voluntad política del SAPI en el compromiso con el conocimiento libre. Lo peor: la difusión general de la idea de que en Venezuela no tenemos como hacer esto y necesitamos la ayuda pateal de otras personas (mucho menos cuando todos los casos de apoyos dadivosos y bienintencionados de extranjeros -ver PDVSA, MCT, MINEP- han fallado estrepitosamente). Y lo peor es más peor cuando es una bola que corre a través de redes de amiguismo y tráfico de influencias. Sobre eso, hay algo podrido.

Los dejo con estas fotos de la Trollparty 2006. Gracias por la paciencia.

Media_httpcaracastrol_bagtc

Media_httpcaracastrol_awsga

Media_httpcaracastrol_fahbh

Media_httpcaracastrol_trhvc

Media_httpcaracastrol_heeih

Media_httpcaracastrol_hdunl

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s