General

Sobre la Ciudad

Ayer estaba volviendo de un cliente en el centro. Como estaba cerca de la parada de autobuses Silencio – Santa Mónica, aproveché para agarrar uno (vía Santa Mónica) y hacer el viaje a mi casa en autobus (normalmente lo hago en Metro)

El autobus recorre toda la avenida Bolívar, desde el Silencio hasta Parque Central, el Paseo Colón (que está ampliado y abierto luego de un montón de tiempo en obras por el Metro), pasa por debajo de la Plaza Venezuela, por la prolongación de la avenida Las Acacias (la calle de los hoteles, donde lo del Cura) finalmente cruza el río Guaire y me deja en la avenida Principal de Bello Monte, frente a Ciudad Banesco. Él continúa por la UBV/UCV, Los Chaguaramos y hasta el final de la Av. Teresa de la Parra en Santa Mónica. Sube por la carretera a Cumbres de Curumo hasta una cuadra antes del McDonald’s y luego de meterse por dos calles más se para en la esquina enfrente de Abanca Mañón (sitio de hamburguesas frecuentado por los linuxeros de Caracas)

El hecho es que en Parque Central se monta una persona en el bus. Yo no me lo creía completamente, pero cuando vi de cerca me di cuenta de que era un transformista. Un hombre, de veintipico, muy alto, con el pelo muy largo y amarrado en una cola, con las uñas largas y un blue jean de mujer. Altamente desagradable a la vista.

Lo bueno fue que el autobusero no tuvo ningún reparo en dejarlo montarse (y los he visto que no dejan montarse a las viejas, así que es todo un cumplido) y, aparte de mirarlo (porque es sin duda muy shocking), nadie le hizo ascos, ni se le alejó, ni le hizo algún típico comentario de macho veáculo criollo chauvinista: Usssss, mami, tú si estás bueno

Eso me recuerda lo mucho que ha crecido la ciudad en los últimos años, o mejor dicho, las cosas que pasan cuando estás en una gran ciudad. Como ejercicio, se pueden sentar a comerse un helado en un banquito del Sambil (buena suerte) y ver la gente que pasa. Entre las cosas que se ven hay un ejecutivo apurado, el malandro que fue a buscar problemas, el ejecutivo que le está pegando los cachos a la mujer con la secretaria, las tres amigas que muestran más cae de lo normal buscando un ligue, el vigilante aburrido, el militar que sacó a la novia al Sambil el día de permiso para impresionarla, la banda de metaleros, vestidos de negro y con suéter en medio de una tarde tropical, el grupo de amigos de liceo ruidosos, la pareja de lesbianas, el office-boy con el casco puesto y un montón de sobres en la mano.

Vivimos en una ciudad rara^Wdiversa.

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s