General

Cosas que no cuadran

Hay un par de cosas sobre Debian que últimamente no me cuadran demasiado. Muchas veces he criticado cosas del proyecto que no me gustan o que considero débiles, por ejemplo el tiempo entre releases estables (no digo que haya que liberar temprano y pronto, pero sin duda no hay que tardarse tanto) y los procedimientos de migración (como resultado de lo primero, los saltos abismales en las versiones de los paquetes entre releases estables producen problemas graves al migrar, por ejemplo, de versiones de OpenLDAP).

Sin embargo últimamente un par de cosas me hacen preocuparme realmente por la forma en la que trabaja el proyecto en el cual yo también colaboro. Una de ellas es la solicitud de revocatoria del líder de proyecto, Anthony Towns, la cual ha distraído la atención de muchos desarrolladores en un momento crítico (a un par de meses de liberar Debian Etch, la próxima versión estable) y la otra es el alejamiento de muchos desarrolladores de Debian en los últimos días, motivados algunos por la aparición de Dunc-Tank y otros, pues probablemente por las mismas razones que expongo aquí. También se ha perdido tiempo discutiendo sobre el licenciamiento de muchas partes del proyecto, empezando con las licencias de documentación, luego las de software y ahora sobre el licenciamiento de los componentes que carecen de fuentes, como el firmware y el multimedia. Todas estas situaciones afectan al presente de Debian (la liberación a tiempo de Etch) y el futuro de Debian (WTF les pasa).

Debian es un proyecto universal y por esto monitorear todo lo que pasa en él resulta muy difícil. A veces un mantenedor toma decisiones unilaterales, que son necesarias en proyectos como éste, pero uno no necesariamente está de acuerdo. Afortunadamente, Debian te provee con todas las herramientas para saltarte la decisión unilateral, y desafortunadamente, la mayoría de los usuarios no las conocen. Quizás esa es otra cosa que no me gusta de Debian, que hemos trabajado tanto en darle una sobresencillez que a los opinadores de oficio ahora les hemos hecho más fácil hablar paja.

Personalmente considero que la infraestructura debajo de Debian es muy valiosa, porque permite construir cualquier cosa arriba. La infraestructura permite construír cosas como Ubuntu, como Knoppix, como gnuLinEx, pero pareciera que la gente dentro del Proyecto Debian no aprovecha su propia infraestructura como uno querría. Últimamente muchos mantenedores han dejado huérfanos sus paquetes y sus desarrollos, algunos como David han sido motivados por razones personales pero otros simplemente ya no creen el proyecto, han cambiado sus prioridades, o quien sabe que.

No planeo retirarme de Debian porque en este momento mantengo software que es: a) inédito en la distribución, b) que he desarrollado yo mismo o c) que he adoptado su desarrollo y porque he aprendido muchísimo de Debian y considero que es una estructura elegante y universal para masificar el uso de tecnologías libres. No es por casualidad que la estructura de Debian esté planificada (es la única, de hecho) para ajustarse al keel de FreeBSD y NetBSD y a Hurd, pues se toma en cuenta que Linux es un desarrollo maduro que constituye el presente pero probablemente no el futuro de la computación.

Sin embargo, el estado actual del componente humano en Debian da pena, y no por las individualidades que están actuando de una forma cuestionable, ni por las que trabajan para que Debian sea un buen sistema operativo, sino en general por la cohesión como equipo de trabajo, que deja bastante que desear. En Debian Venezuela a veces funcionamos así y a veces funcionamos realmente como un equipo: somos pocos y tenemos objetivos comunes.

Alcanzando la calidad en Debian

El día 19 de este mes voy a hacer una pequeña presentación interactiva en la Primera Conferencia de Desarrolladores de Debian en Venezuela que se hará en Maturín, en el marco del 4FMCL. La presentación se llama Alcanzando la calidad en Debian y presenta los elementos técnicos que la distribución provee para que cada institución, usuario, organismo o grupo de interesados pueda uniformar el software que distribuye. La idea es que cada usuario se convierta en desarrollador en el sentido de que se deslinde de los problemas personales que pueda tener el proyecto Debian y que pueda garantizarse la calidad del software in-house, con el ahorro en horas de trabajo, dinero y energías que eso supone. Se tratará de una presentación en la que trato de delinear los problemas de la distribución de software, los casos que suelen encontrarse y como Debian enfrenta el problema de forma responsable a través de una infraestructura bastante bien pensada y probada para que las personas ajenos al proyecto la usen. Durará una hora o menos, y si pueden llevar su laptop, sería excelente. La entrada es libre.

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s