General

IV Foro Mundial de Conocimiento Libre

Deploy

El domingo 15 salimos una parte del equipo organizador del IV FMCL para Maturín. Ailé Filippi (ailefi), Alejandro Garrido (mogaal) y yo nos encontramos en Maiquetía con Felipe Pérez, Eesto Crespo (seraph1), Lino Ramírez (L1n0, Canadá) y Álvaro Heández (ajha). Randal Schwartz (EEUU) y Aarti Sethi (India), dos de los ponentes inteacionales, estaban por ahí también, tomando uno de los últimos vuelos del día para Maturín.

Media_httpwwwvolarenv_azhwn

Pista de SVMT

El vuelo transcurrió sin problemas y 45 minutos después estábamos saliendo del terminal del Aeropuerto Inteacional José Tadeo Monagas de Maturín. Ahí estaba esperando la gente de la Universidad Bolivariana de Venezuela y unos transportes de Petróleos de Venezuela, me parece. Alguien nos llevó al Hotel Stauffer, donde nos registramos y comimos. Yo intenté mapear un poco el estado de la red inalámbrica en el sitio, con Eesto y Alejandro. Randal pidió que lo cambiaran de habitación porque no tenía señal en su cuarto. En general, las habitaciones con vista hacia el interior del hotel están servidas por un AP de essid Stauffer, y en el lobby tienen otro AP. En las áreas comunes la señal era bastante buena y en mi habitación también tenía una señal respetable. El ancho de banda era de unos 2048 Kbps, me parece, a pesar de que Alejandro se esforzó en reducirlo a 128 bajando ñoña de Inteet. El resto del día traté de adelantar un poco de trabajo en las máquinas que llevó g33k! para el evento.

Preparación

El lunes trabajamos con varias cosas, en especial la instalación de algun software para los talleres en las salas audiovisuales de la UBV de Maturín. Esas máquinas tienen Ubuntu Dapper, donde apt-proxy y libapt no se llevan bien. De hecho, en ninguna de las máquinas que probé pude hacer funcionar a apt-proxy sin tener que parchearlo (gracias al BTS y al Launchpad). So long for the user-friendliness. Allí montamos el software de los talleres de Alejandro Garrido, Álvaro Heández y José Dinuncio, Francisco Palm (fpalm), Aaron Seigo (Canadá) y Héctor Colina (e1th0r). Luego cambiaron unas presentaciones de módulo (o las cambié yo en mi mente, FFS) y tuve que reinstalar software en otros módulos. El apt-proxy ayudó un poco pero entre los módulos era difícil hacer que se vieran, así que al final instalé un proxy por módulo. Hubo talleres que tuvieron que cambiar algunas cosas por estos problemas, cuya responsabilidad asumo.

El Complejo Cultural de Maturín, sede de las ponencias del IV FMCL

Por ahí ya andaban Juan Moreno (apostols) y Williams Ortega (waod), mis panas de UNPLUG, que habían llegado el sábado, me parece, y se habían ido a hacer hiking por la comarca los bosques de Monagas con Enmanuel Llanos (prometheus), de la Gobeación del Estado Monagas. Ellos luego ayudaron a Enmanuel en el Complejo Cultural a configurar la conexión al Edificio del 171. Yo le entregué a Enmanuel un disco duro para que fuera usado en el hipotético servidor del sitio del Complejo. La máquina, forito, realmente nunco llegó a estar funcionando.

En la tarde estuvimos en el Hotel ayudando con varias cosas. Lino y Álvaro estaban terminando las listas de participantes para los talleres y les eché una mano limpiando los cupos. En todos los talleres la demanda superó a la oferta de puestos (veinticinco personas por taller, por restricciones de espacio) por lo que se necesitó de una limpieza mecánica (cuantos talleres se eligieron, si se eligieron talleres a la misma hora, si los prerequisitos se cumplieron, etc.) y luego de mucho caucus y consenso para determinar las listas finales. Cena y a dormir.

Primer día

El martes Alejandro se encargó de darle alas al registro del evento. Para el momento del inicio del registro físico habían unas 200 personas inscritas por Inteet. El número final superó los 1000. Con la conexión a Inteet en el Complejo, la verdad que no sé como hicieron los del registro para hacer que las cosas funcionaran a una velocidad decente. Felicitaciones por su trabajo y paciencia. Por cierto, se enviará un correo informativo cuando los certificados estén listos para ser impresos (en esta ocasión, se entregan certificados digitales con una firma GPG).

Eesto y Alejandro montaron después los routers inalámbricos en el Complejo y abrimos la Sala 2 del Complejo (la sala situacional) para mover a toda la gente allí. La idea no tuvo mucha acogida básciamente porque no había punto de red y a los hackers no les gusta que los encierren ahí. Luego hubo un almuerzo (no recuerdo donde, solo sé que nos llevaron en las mini-vans) y pasé la tarde en la UBV, me parece, con lo de la instalación de software. Gracias, por cierto, a Leonardo Vizcaya (whitelion) por todo su apoyo técnico.

En la “noche” fuimos a los espacios abiertos del núcleo de la UBV en Maturín a la apertura del evento. Ailé y yo fuimos a comer algo y terminamos cenando con la gente de EDELCA. Cuando volvimos estaba por empezar el evento, se interpretó el Himno y tuvimos una reunión con la gente de PDVSA, por lo que nos perdimos los cinco minutos de fama de Álvaro como representante de las comunidades de usuarios y desarrolladores de Software Libre en la mesa de apertura del evento. Luego hubo bastantes actividades culturales que mantuvieron a la gente entretenida un par de horas más.

javamaniac, julioh, Silverdog, waod, prometheus, Betamax y quidam en El Caníbal de Maturín

Después se fueron todos a comer a El Caníbal, un famosísimo (?) sitio de hamburguesas en Maturín, al lado del super-conocido (?) Bodegón de Pinocho. Como Enmanuel me dió las instrucciones de forma… bastante clara, pues me fui caminando desde el Batallón de Cazadores. Maturín es una ciudad bastante bonita, con mucha plata y muchísimo futuro. Me gusta mucho, excepto por el calor y la mala calidad de sus servicios básicos (ver siguiente punto) pero uno de los problemas que tiene es la mendicidad. Así que luego de sortear los dormideros de mendigos, logré llegar a una cuadra de donde estaban comiendo los muchachos.

Ya no recuerdo lo que hice el resto del día, creo que me quedé dormido luego de pasar un rato con los ponentes inteacionales que ya habían llegado al hotel, como Enrico Zini (enrico, Italia).

Sin luz

El miércoles empezó el verdadero caos en el sitio. Acompañé a Héctor a la UBV a iniciar su taller de Wikis pero había gente de su taller que estaba en el Complejo esperando para registrarse. Me fui para allá y Enmanuel avisó por la megafonía de emergencia que las personas que tuvieran talleres podían irse directo a la UBV. Me quedé el resto del día en el Complejo.
Eché un ojo en la charla de Lino Ramírez sobre Ciencia Libre, pero definitivamente cuando uno organiza un evento así no puede participar en ninguna charla o taller, al menos con la dedicación que querría hacerlo como participante.

Al rato se fue la luz en el Complejo. Al principio pensé que alguien había bajado los breakers (en el ICUM son fanáticos de eso, y ya había pasado) pero efectivamente se había ido la luz. Eso implicaba que no había Inteet (excepto para los que teníamos GPRS o EVDO), ni luz ni aire acondicionado. Muchas presentaciones siguieron sin luz, como la de Propiedad Intelectual de Lilian Álvarez (Cuba) y la de Edgar Guzmán (edgarito, Guatemala). La presentación de Luciano Bello (luciano, Argentina) en el MiniDebConf continuó gracias a varias laptops distribuídas por toda la sala que mostraban la presentación al mismo tiempo.

Por cierto el MiniDebConf fue el único track con todas las ponencias a tiempo y un equipo verdaderamente integrado de trabajo. Gracias a la gente que ayudó, incluso a los no-Debianitas y no-Debian Venezuela que estaban por ahí y cooperaron para que la sala más sui generis del evento fuera un ejemplo para el resto del Foro.

En la tarde estuve en la UBV ayudando a traducir el taller de Randal Schwartz sobre Perl. Randal es un programador muy experimentado pero no comparto la forma en que dió el taller. Quizás la forma en que trabajamos en los Perl Mongers de Caracas hubiera sido más apropiada, pero es solo una especulación mía. Su taller tuvo un nivel bastante alto y para muchos de los asistentes fue un honor recibir un taller de Randal, y para mi traducirlo también fue una experiencia muy buena.

Los almuerzos y cenas para ponentes nacionales, inteacionales y organizadores se hicieron en los restaurants del Hotel Luciano Jr. Esa noche yo no me sentía demasiado bien y me fui a cenar y dormir al Stauffer.

Más charlas

El jueves acompañé a Lino a preparar el software con el que daría su taller de Análisis de Imágenes con Software Libre. Traté de automatizar la descarga y configuración del Insight Toolkit en las 25 máquinas y me fui al Complejo. Me tocaba mi presentación, Alcanzando la calidad en Debian. La presentación introdujo el concepto de calidad en la distribución de software, los distintos enfoques que dan los distribuidores de software, las tareas de control de calidad del día a día y presentó a Debian como una plataforma de distribución de software que entrega tres cosas a sus usuarios: excelencia técnica, libertad de uso y facilidad para modificarla.

Simulador de vuelo usando Software Libre, presentado por Eesto Heández-Novich. Despegue en SVMT con una Cessna 310.

Algunas charlas fueron suspendidas (como la de Ailé, de Bibliotecas y Software Libre y las de los ponentes que no pudieron dar presentaciones el Miércoles por la falta de energía eléctrica) y en la sala Antonio José de Sucre se hizo la presentación del simulador de vuelo, por el Prof. Eesto Heández-Novich (SquOnk) de la Universidad Simón Bolívar. La presentación estuvo excelente, a pesar de que hubo problemas con el hardware que se entregó (otro de los varios problemas organizativos que por motivos de sanidad mental no pienso discutir aquí). Eesto despegó desde SVMT, el aeropuerto de Maturín, y sobrevoló la ciudad con un sistema de múltiples monitores sobre LTSP, incluyendo monitoreo por GPS y generación de fallos desde el terminal del instructor.

Este día se sintió bastante la cantidad de gente que vino al evento. Rondando la UBV habían siempre más de cien personas, entre los talleres, las charlas que se hicieron allí y los stands de los patrocinantes. En el Complejo llegaron a pasar alrededor de mil personas, calculo yo, tomando en cuenta de que las salas daban para unas 150 personas (400 es su uso óptimo) y a juzgar por la cantidad inmensa de gente en las áreas comunes. PDVSA y otros patrocinantes repartieron algo de merchandising, franelas, gorras y unos maletines con el logo del Foro. En la noche llegó Richard Holt, con quien compartí la habitación el jueves y el viees.

Cerrando

El viees me fui directo a la UBV. Xavier Araque (Rendergraf) iba a dar su taller en un módulo donde no había Krita ni Inkscape, y Lino necesitaba montar InsightApplications. El único que tuvo todo listo fue Alejandro, porque ya habíamos instalado glade en su salón. Estuve todo el día con todos los eventos organizativos de cierre del evento, incluyendo hacer los certificados digitales y no-tan-digitales, ayudar a Lino en la culminación de su taller y en general cerrar las actividades en la UBV. Al final nos dejó el autobus y tuvimos que tomar un taxi (en Maturín, en la tarde de un viees, es casi imposible) hasta el Stauffer.

Terminando el evento.

En la noche PDVSA organizó un evento de cierre para ponentes nacionales, inteacionales y organizadores en el Hotel Stauffer. Hubo un grupo de música criolla en vivo y rodó el whisky. Personalmente no tomé, pero algunas personas se embriagaron de manera lamentable. En general fue bueno verlos a todos y compartir un rato después de pasar algunas cosas malas en equipo y tener que lidiar con problemas organizacionales. Fue un momento para darse cuenta de que, después de todo, la gente percibió un buen evento, gracias al apoyo de los patrocinantes y sobre todo de la calidad técnica y humana de los ponentes y participantes nacionales.

Algunos de MonagasLUG y la gente del Génesis se fueron al Flash Café, un sitio que habíamos visitado en la primera visita a Maturín. En el hotel sin embargo, luego del cierre, tuvimos un cabildeo entre Lino, Álvaro, Ailé y yo durante la noche y luego volví a despertar a Richard para que me abriera la puerta (en esa parte del hotel no usaban tarjetas sino plain-old llaves metálicas) y a dormir.

Hiking

A eso de las 7 de la mañana me llamó Felipe para despertarme y decirme que el autobus para ir al viaje de las Cuevas del Guácharo estaba esperando desde las 6 y media. Debido a las miradas de odio de Richard por haberlo levantado a tales horas, decidí tomar la primera ropa que encontrara, cambiarme e irme. Por allá estaba ya Alejandro (pasando la pea), Nerissa Aguilera (nagui) y todos los demás muchachos (los dos Leonardo -el sin brazo y el con novia-, Carlos, Francisco, Williams y Juan y gente de MonagasLUG) y arrancamos en una de las mini-van. Detrás venía otra mini-van y un autobus con los demás.

Luego de una hora y media de camino, en la que desayunamos en la vía (habían sandwiches, café y jugos) y jodimos bastante, llegamos al Monumento Natural Alejandro de Humboldt, aka Las Cuevas del Guácharo. Dos guías separaron al grupo en… ponentes hispanoparlantes y no-hispanoparlantes. Nos escapamos para entrar en el grupo de hispanoparlantes y arrancamos el camino de 1200 metros hasta el mismo final de la parte pública de la cueva (foto de Frodo en la cueva de la Comarca, acompañado de un uruk-hai) Estuvimos unas dos horas adentro, y luego de salir estábamos inmersos un 40% en guano.

El grupo en la entrada de la Cueva del Guácharo.

En esa situación, PDVSA nos convidó a un almuerzo, el mejor de todos los almuerzos, en una posada en Caripe. Ahí hubo una buena sesión de karaoke, con la participación inteacional de Randal Schwartz, Aaron Seigo, Jordi Mas y Luciano Bello. Felipe, Evahemir (de la UBV), Juan, Xavier y una chica de MonagasLUG cantaron en castellano. Fue un buen rato, del cual me escapé. Luego llevaron a la gente a comer fresas con crema y a los demás a comprar vino, que sirvió para pasar adormilados el viaje de regreso que por alguna razón desconocida duró el doble, o al menos así se sintió.

Karaoke! Karaoke!

Llegando al hotel, ya se había ido todo el mundo. Quedaban los ponentes inteacionales, y ya Richard se había ido de mi habitación. Aproveché para bañarme, afeitarme y quitarme la nueva capa dérmica de guano y descansar el resto de la noche. Pedí comida porque no estaba cubierta y la cantidad de dinero que pedían en el restaurant era exorbitante. Pasé una excelente noche.

Picking up the dead rooster

El domingo me desperté a media mañana, bastante más recuperado. Recogí todas las cosas y tuvimos reuniones por ahí, para recoger las cosas que quedaban. Estábamos el mismo equipo de la ida: Ailé, Alejandro, Eesto, Felipe y yo. Un minibus pasó por nosotros casi a las cinco de la tarde, y al llegar al aeropuerto nos dimos cuenta de que se había ido la luz. No había cajeros automáticos, ni plastificadora de equipaje, ni sistema para emitir boletos. Volábamos con Aeropostal y luego de un rato, por el hecho de ser un grupo grande, nos emitieron boletos a mano, y registraron las maletas. Luego de que Alejandro no pasara como seis veces por el detector de metales, nos sentamos en un DC9 en el último estado que por lo menos nos llevó a salvo a Caracas. Autobus y adios, se acabó el IV Foro.

Fotos and stuff

Estas fotos fueron tomadas por Rodrigo Rodríguez, Juan A. Moreno y Williams Ortega. Si alguien tiene fotos del evento, por favor envíenme los URL, o si no tienen donde publicarlas envíenme un mensaje para confirmarles una forma de hacerme llegar las fotos. Los enlaces disponibles son:

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s