General

Sobre las Elecciones Presidenciales 2006

Ayer domingo fueron las Elecciones Presidenciales en Venezuela para el período 2007-2013. Fui a votar alrededor de las 2:30 de la tarde y me quedé leyendo un poco de lo que escribían en la blogósfera hasta que dieron el primer boletín y hablaron todos los candidatos. De todo lo que leí, hay algunos puntos sobre los que me gustaría comentar.Papeletas en blancoLa normativa electoral vigente en Venezuela contempla la posibilidad de que un elector anule su voto. Los votos nulos se contabilizan durante el escrutinio y se reflejan en las actas. De hecho, los votos nulos son importantes pues si la suma de los votos nulos y los votos válidos difiere de la de los votos totales, el acta no se toma en cuenta. La forma de implementar el voto nulo en las máquinas de votación es que, una vez que se activa la máquina, se puede presionar el botón de Votar sin haber elegido un candidato. No entiendo cual es el problema con que un número de votos, un poco más de 150 mil (de un universo de 11 millones de votos) hayan sido nulos. Si alguien quería votar por un candidato pero su papeleta salió en blanco, es porque no sabía votar. Y bastante tiempo que tuvo para probar la máquina en demostraciones públicas, en las estaciones de Metro en Caracas, de revisar los documentos en la página Web y en última instancia decir “No sé votar”. Incluso en mi centro de votación los miembros le preguntaban a todo el que estaba en la cola si sabía votar.Undoable inkSí, es cierto, la tinta que se utilizó en este proceso para marcar el dedo meñique es de menor calidad que la de, por ejemplo, las últimas elecciones legislativas. Lo del olor a tempera es paja, siempre ha olido así. Simplemente algo salió mal en algunos de los botes de la tinta cuyo componente activo es el nitrato de plata. Yo pude remover la tinta con alcohol isopropílico. Si esto ayudó a que grupos de multicedulados se trasladaran a votar muchas veces por Chávez, entonces pasaron dos cosas: en primer lugar, se deben trasladar en chalana por el río Guaire o se teletransportan, porque donde yo vivo, que es un sitio céntrico de Caracas, no se movió un alma durante todo el día. En segundo lugar, la oposición debería reclamarle a sus representantes que participaron en las auditorías del registro y a los profesores de las Universidades Central, Simón Bolívar y Católica que participaron en la auditoría, porque sin irregularidades fuertes en ese registro no se pudo haber forjado una diferencia de casi 3 millones de votos.Cazahuellas y auditoríasEn mi centro electoral había cola temprano en la mañana, y decidí ir en la tarde. Cuando volví, voté en menos de 3 minutos. Ailé, Carlos y mis padres también votaron en un tiempo similar. El proceso de la cazahuella fue transparente y rápido. Inclusive mi madre, que tiene un defecto de nacimiento en las manos, pasó por las cazahuellas sin retraso. Supe que el CNE estaba promoviendo las auditorías un día antes de las elecciones, y leí claramente (en un periódico de circulación nacional) donde decía que el acceso de los ciudadanos al proceso de auditoría se realizaría de acuerdo a las consideraciones del Plan República y los miembros de mesa en cuanto a espacio y seguridad. En ningún momento, además, vi que se le permitiera a los canales de televisión entrar a las auditorías. De hecho no comparto que una cámara de un canal de televisión estuviera pasando imágenes de una auditoría varias horas antes del primer boletín porque era fácil leer los labios de la persona que contaba los votos y tenía dos montoncitos, uno para Chávez, y uno para Rosales. Eso da pie a cosas como…Exit-polls o el prúrito electoralNo es un secreto para nadie que desde las 6 AM de los días de elecciones ya todo el mundo tiene cifras sobre el evento electoral. Alguien conoce a una prima cuyo cuñado trabajó en tal ministerio con un tipo que ahora es amigo de un diputado que tuvo un problema sentimental con la novia de quien ahora es un Guardia Nacional que participa en el Plan República, cuyo coordinador local se reunió con los medios y con un babalao y ellos tienen las cifras. Es el caso de los exit-polls, las páginas (y blogs) que los divulgan, las cadenas por mensajería instantánea, las llamadas furtivas. No falta entonces el pajúo que sale después y te dice te lo dije y jura que se la está comiendo por cometer un delito electoral. Cuando el referendo revocatorio confirmé (ya lo sabía, solo lo confirmé) que la gente es demasiado pendeja y que durante el día de las elecciones rueda unas bolas que dan hasta miedo. En las próximas elecciones, puedes matar tiempo difundiendo cifras o alimentándote de esperanzas con tu blog favorito, pero te estarás cayendo a mojones y botando karma. Felicidades.Fraude o traiciónSi en estas elecciones hubo fraude, es el momento de que la oposición se deshaga de una vez de los incompetentes que tiene como veedores electorales. Podría creer que Chávez compró a 15 de las 16 encuestadoras inteacionales (incluyendo AP, con décadas de credibilidad, pero quien sabe, Chávez lo puede comprar todo, no?) que hicieron sondeos antes de las elecciones y que lo daban como ganador, pero comprar a la OEA, a la UE y a todos los observadores nacionales, representantes de partidos de la oposición, miembros de mesa y ciudadanos que participaron en las auditorías, y mantenerlo todo en secreto… ¿es como difícil, no?Gallardía, de galloSobre el reconocimiento de los resultados: la actitud de Rosales y los demás líderes de la oposición no fue “hidalga” y “gallarda” como la tildaron un set de jalabolas. A lo sumo, fue responsable. Por primera vez creo que hicieron lo apropiado: recoger los corotos e irse a dormir. Mañana será otro día, y si quieren cambiar al País, tienen cosas más importantes que hacer que arengar a los ciudadanos y seguirlos mojoneando. No es “hidalga” ni “gallarda” porque debieron haberlo dicho antes, y no permitir que la gente de la oposición se frustrara. Creo que ese ha sido uno de los errores políticos de la oposición, y es que ha permitido que los sentimientos de la gente fluctuen tanto, sin obtener resultados, que la gente simplemente se cansa. Pasar a la gente de modo “arrechera” a modo “atrévete” a modo “pesimista” a modo “a la calle” no es fácil, y sobre todo, no es “hidalgo”. Sin duda lo que dicen por ahí de la tríada Rosales-Petkoff-Borges y una propuesta de centro-izquierda es verdad. El problema es que para que eso tenga éxito tienen que sincerarse de una vez, porque la gente de la oposición no quiere a Rosales (ni a Petkoff ni a Borges) sino que no quiere a Chávez. Se les pasó el revocatorio y, como bien dijo Maléfica, ya esto no es una “elección” sino una “votación”. La persona que quiera gobear después de Chávez no tiene que pensar en capitalizar la arrechera contra Chávez sino en convencer a la gente de vivir en un modelo distinto. Por cierto que, entre las confusiones de Rosales, muchas cosas se parecen peligrosamente a las que hace Chávez así que al final nunca entendí cual iba ser el cambio.Sobre la abultada diferencia de votosPersonalmente siempre he pensado que la cantidad de gente que se opone a Chávez es muy grande como para tener un gobieo manejable. Esa ha sido la realidad, y personalmente me he conseguido en deadlocks en el campo laboral cuando un chavista le pone trabas a un no-chavista y viceversa, y se meten en un círculo vicioso de exclusión por motivos políticos que no le trae nada de bien a la economía del país, por no decir nada a la moral. Ayer Rosales dijo que la diferencia no era tanta, pero no dio cifras. Hoy no he escuchado cifras, tampoco, aunque Leopoldo López repi
tió la misma información que dio Rosales ayer. La realidad es que en el 20% adicional de actas que se escrutaron Rosales no sale para nada favorecido.Ayer (primer boletín), Chávez tenía unos 6 millones de votos, y Rosales unos 3.8 millones de votos y faltaba un 30% de actas por escrutar. Hoy, un 90% de las actas están escrutadas. Rosales ha “ganado” unos 300 mil votos, y Chávez ha ganado casi un millón. No veo donde está el bulto. Fuera de eso y de las falsas esperanzas que los dirigentes de oposición le dan a la gente, son cuatro millones de venezolanos que fueron a votar en contra de Chávez y que también viven en el País. Sin necesidad de hacer un estudio socioeconómico grande, sabemos que son 4 millones de personas que concentran una parte bárbara de las riquezas privadas de este País, que cuentan con muchas mentes brillantes y mano de obra calificada para sacar el País adelante, y que sobre todo, son un porcentaje de gente arrecha que al igual que los otros 22 millones de personas, son venezolanos.RetosEn muchos de los blogs se leen artículos sobre los nuevos retos del chavismo. Personalmente considero que este es el último voto de confianza que le da Venezuela al proyecto que lidera Chávez. Si Chávez se equivoca ahora, por la vía democrática se le acabó su tiempo. Tiene muchísimas cosas que corregir en un tiempo récord. 2007 debe ser un año de cambios radicales en muchas de las políticas del Gobieo. Debe proscribirse la discriminación por el pensamiento político, y más bien reforzar las leyes del ejercicio de cargos públicos con fuertes sanciones penales por incumplimiento de las responsabilidades (también conocido como “si te caga que un escuálido te joda en un puesto crítico, amenazalo donde le duele: en el bolsillo”). Debe de una vez atacarse el problema de la corrupción, que es mucha y seguirá siendo más mientras vendamos el petróleo más caro y no haya mano dura. Deben estructurarse mejor las políticas sociales y no seguir manteniendo la imagen de una “misión” que es una mano que te da de comer temporalmente y ya mañana no sabes si no va a estar. Es el momento de hacer las cosas con visión de futuro y no dentro del marco de una “sobremarcha” o una “contingencia”. Al final de este período, serán 15 años con Chávez dirigiendo un País que tiene que estar preparado para poder seguir creciendo sin Chávez en el poder. No le critico a Chávez que se aproveche del culto a la personalidad que ha sembrado, pero no se puede pecar de pendejo, al menos no ahora.¿Y ahora?Eso me lleva al último punto. Me parece muy bien que mucha gente que quiero y que sé que es de oposición continúe su vida sin ningún problema. Incluso me parece bien que uno de los líderes de la Iglesia Católica aquí en Venezuela haya dicho que el Mundo no se acaba porque Chávez haya ganado. Con todos ellos, con los otros 10 millones de venezolanos que no votan, los que se abstuvieron y los que votaron por Chávez, es que se va a poder seguir trabajando. Por otro lado, me parece muy triste que haya gente que diga que se quiere ir del País o que llore amargamente como si sus vidas se acabaran. Es pesimista y es ridículo. Y sobre todo, es cobarde y me hace dudar de la autoestima de la oposición. Pero luego veo a gente de oposición que se queda (incluyendo a Rosales, que aguantó burlas del chavismo por su mediocridad, luego perdió las elecciones y luego se tuvo que calar a gente de la oposición diciéndole vendido por aceptar los resultados) y me parece que esta gente que monta un drama realmente no representa lo que quiere el País. No los critico, pero me parece que su problema es crónico: no pueden vivir en Venezuela con Chávez, por las razones que sea. En ese caso, de verdad, lo mejor es que se vayan. Hagan su vida en otro sitio y dejen a los demás hacerla aquí, y dejen que la gente se cale a Chávez o lo saque a plomazos, pero de lejitos y sin joder mucho, porque a los que estamos aquí echándole bolas no nos importa mucho lo cool y trendy que es ser venezolano en el exterior.

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s