General

Cosas que no cuadran (3)

Ya pareciera un rant habitual en el blog, pero no importa. Siguiendo la línea de Cosas que no cuadran, Cosas que no cuadran (2) y Sobre Debian Security y bug reports, este post visita uno de los problemas que existen en los inteals del desarrollo de Debian: territorialidad.Por razones de trabajo tengo que mantener un backport de la última versión estable de OpenOffice.org, que en este momento es 2.2.1. Un backport es una versión modea, normalmente recién salida del hoo del desarrollo, que se lleva a una rama más antigua de Debian. Normalmente, instalar un paquete de una versión de desarrollo de Debian en una versión estable de Debian no es posible debido a que el paquete contiene dependencias versionadas que no se satisfacen en la rama estable.En el momento en que hicimos la instalación masiva de esta versión, no existía en el sitio Debian Backports ningún backport modeo de OpenOffice.org, por lo que hice un backport desde la versión inestable de Debian hasta la versión estable de Debian. En ese momento estaba disponible un RC de 2.2, y el procedimiento fue bastante sencillo: descargar el paquete fuente (unos 200 MB.), ajustar los Build-Depends y compilar todo el paquete en un entoo limpio de pbuilder basado en Etch. El producto resultante fue bastante satisfactorio, incluyendo soporte para VBA de Microsoft Excel en OpenOffice.org Calc y otros goodies en comparación con las antiguas versiones de OpenOffice.org que están disponibles en Etch.Casi una semana después salió un backport en la página de Backports, roto en muchos aspectos (por ejemplo, no tiene Administrador de extensiones), por lo que decidimos retomar 2.2.1-7, la última versión disponible en Sid, y hacer un segundo backport propio. Hicimos algunos cambios para que el backport fuera efectivo, por ejemplo utilizar una versión estable del compilador de C# de Mono, las librerías de resolución de problemas de programación lineal y matrices escasas, y utilizar CURL 3 en vez de CURL 4. Este backport tuvo algunos detalles, por ejemplo problemas al iniciar por primera vez y en el uso de filtros, pero en general los problemas no se repitieron. Sin embargo, para salir de dudas decidí entrar en #dev.openoffice.org, canal de IRC de los desarrolladores de OpenOffice.org, donde planteé mi situación para solicitar ayuda y hacer un massive debugging de la suite.La única respuesta que recibí fue del propio René Engelhard, que lurkea en el canal con frecuencia, impresionándose de que hubiera otro backport, insultándome por no utilizar su backport y además diciendo que le estaba echando la culpa a su trabajo. Su rant duró unas doce horas, pues recuerdo que dejé el cliente IRC corriendo en la oficina y al volver al día siguiente todavía estaba escribiendo cosas. No importa, al final del día es su paquete de OpenOffice.org es el que está roto, no el mio, pero de todas formas me preocupa la territorialidad con la que algunos desarrolladores llevan su trabajo en Debian.De acuerdo, puedo entender que hayan muchas cosas que un desarrollador o un pequeño grupo de desarrolladores puedan hacer más rápido que una inmensa comunidad de desarrolladores que no tienen un mecanismo común para intercambiar información y que haya gente que piense que no sirve la catedral, ni el bazar, sino el bazar de catedrales, pero en general es Debian el que se ve afectado por problemas así. Ya ha ocurrido antes, por ejemplo con los desarrolladores que no aceptaban comaintainers ni NMUs y ahora con los desarrolladores que sienten que tienen un reino en cada paquete que mantienen.Ahora existen proyectos como LowThresholdNMU y la más reciente aprobación, con setenta y nueve votos, de la Resolución General que introduce el concepto de Debian Maintainers. La situación es curiosa, porque en primer lugar existen sitios en Debian donde reina un individualismo casi inoperante, y en segundo lugar existe una abrumadora cantidad de procesos que se realizan de forma distribuida y a través de la colaboración y que reducen el impacto de desarrolladores imbéciles. Es uno de esos casos donde la voluntad del grupo opaca las voluntades de los individuos que lo componen.Debian sigue siendo un excelente proyecto en el que trabajar, con muchas áreas que atacar con un alto nivel técnico y sobre todo sigue entregando a la comunidad la mejor colección de software libre preparado para su instalación y con los elementos técnicos para preparar una distribución de software libre para su uso corporativo. Al respecto propuse una presentación en el V Foro Mundial de Conocimiento Libre sobre el diseño, implementación y administración de distribuciones basadas en Debian para su uso corporativo, y en particular un par de casos de éxito en los que he estado involucrado últimamente. Por ahí nos vemos.

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s