General

Restricciones para el acceso a divisas extranjeras

Realmente no me agrada opinar mucho sobre el tema de las restricciones financieras, quizás porque uno no es experto en el asunto y corre el riesgo de especular sobre cosas que no son viables. Pero anyway.Recientemente el gobieo venezolano ajustó las restricciones vigentes en el país para la compra y venta de divisas extranjeras, en particular dólares americanos y euros. Las dos restricciones son la prohibición de uso de tarjetas de crédito prepagadas para transacciones electrónicas en el exterior y la reducción del cupo anual para transacciones electrónicas en el exterior de 3000 a 400 USD.¡Adios, prepagada!En primer lugar, aunque ya tenga la mayoría de edad, no puedo optar a una tarjeta de crédito convencional en Venezuela. Diga usted, reminiscencias de un sistema donde ni siquiera el omnipresente socialismo del siglo XXI puede acabar por un consumismo depauperante que se basa en variables tan estúpidas como tu edad para determinar si tienes la capacidad de devolverle a tiempo el dinero al banco.La única opción que tengo para pagar servicios en el exterior (donde servicios puede significar donaciones a proyectos de desarrollo de software y conocimiento libre) o viajar fuera del país y tener dinero con qué comer (donde viajar puede significar por ejemplo ir a una conferencia inteacional sobre cultura libre) es una tarjeta de crédito prepagada.Con esta prohibición, se está obligando a una persona a participar del lado del gran enemigo del modelo que se quiere implantar en Venezuela, solicitando crédito a un monstruo bancario para endeudarse posiblemente por el resto de su vida, o bien se le niega el acceso a las divisas, o como he oído a más de uno decir “si no tiene dinero para viajar, no debería tener derecho a los dólares” — yay por la igualdad.Because you asked for itLas restricciones vienen impulsadas por la necesidad del Gobieo de reducir los ilícitos cambiarios que se han presentado con el sistema actual. No olvidemos, sin embargo, que el sistema actual lo implantó el Gobieo actual, y que antes de ese sistema usar tarjetas de crédito para consumir en el exterior no era ilegal. Es el sistema actual el que estableció el ilícito cambiario, por las razones que fueran y por muy buenos y necesarios que sean los motivos para tener un control de cambio.Quizás hay algún principio jurídico que establece que no te puedes quejar de lo que tú mismo hiciste, pero no importa: en todo caso ya hay recursos interpuestos ante el Tribunal Supremo de Justicia por esta razón. Fun for lawyers.Vender y comprar dólares en Venezuela está restringido. Si usted quiere viajar, puede solicitar 600 dólares en efectivo, y puede usar su tarjeta de crédito para hacer un adelanto de efectivo de 500 dólares por mes, además de hacer pagos con la tarjeta hasta por 5000 dólares. Si a usted le sobran dólares y vuelve a Venezuela, debe venderlos por ley a un monto fijo, ligeramente inferior a 2150 VEB (2,15 VEF)Con esta sencilla medida, en muy poco tiempo se volvió casi imposible conseguir un billete verde en Venezuela, y como cualquier producto en una sociedad de consumo como la que lamentablemente y a pesar de todo el aparataje seguimos siendo, el dólar se volvió un producto cotizado casi 2,5 por encima del precio oficial. Entonces, algunas personas que traen dólares de sus viajes a Venezuela lo hacen para venderlos y obtener la ganancia en moneda local. Digo algunas porque nadie sabe si son muchas o la mayoría, simplemente porque a nadie le había interesado hasta ahora.Amazonic AmazonEn el caso de las transacciones electrónicas, hay muchos factores que tomar en cuenta. Mucha gente dice los fraudes se evidencian porque hace tres años nadie se gastaba 3000 USD comprando por Inteet, y ahora mucha gente se gasta eso en menos de doce meses.Nuevamente sin estadísticas, pero hablando por los casos que veo en mi día a día, hace tres años no habían tantos usuarios de Inteet en el país, ni tanto dinero en la calle, ni tantos empleados públicos con dinero para comprar cosas (aquel famoso órgano de la APN con 80% de visitas a tiendas on line de los Estados Unidos) y sobre todo no había confianza para comprar en línea ni estaban tan desarrollados los couriers para recibir compras del exterior.Ni yo, que me considero más o menos entendido en tecnología, me hubiera atrevido a hacer una donación a un proyecto como Samba hace tres años como las que hice en 2007. Agradezca nuevamente al Gobieo Nacional por sus eficientes y aplaudidas políticas de difusión de Inteet y políticas aduaneras y aeroportuarias orientadas a facilitar el comercio inteacional.Hay personas que compran productos o servicios en el exterior por muchas razones. Una gran parte de las comunidades responsables de desarrolladores de software libre en Venezuela tienen legítimas preocupaciones sobre el futuro de los proyectos de 2008 que dependían de la compra de productos y servicios en el exterior. Uno de los servicios más cotizados en el exterior es el hosting, u hospedaje de aplicaciones y servicios Web que se utilizan para empoderar tecnológicamente comunidades organizadas. Otras personas compran componentes electrónicos que les ayudan a fabricar productos de consumo final hechos en Venezuela. Otros necesitan por ejemplo equipos médicos para garantizar la continuidad en los estudios de algún estudiante de medicina u odontología.Con el sistema actual hay situaciones dolorosamente graciosas y sobre todo, lo más preocupante, inconsistentes con las políticas del Estado. Quizás por eso asombramos a nuestros conciudadanos del mundo cuando vienen a un país so-called socialista y se encuentran con kilométricas colas para entrar en templos del consumismo, por ejemplo. Cosa que no es inherentemente mala ni buena, pero que es así aún en 2007.Estudie el caso interesante de los libros. Un libro técnico en Venezuela de un tópico cualquiera puede costar unos 100 USD, cuando comprarlo en el exterior y mandarlo a traer al país, todo por la vía legal, puede costar unos 50 USD. Es decir que el que compra el libro en Venezuela porque fue afectado por estas medidas es un frívolo consumista por haber pagado el doble. En resumen, sí, aparte de los que compran en el exterior por necesidad, los que lo hacen por variedad, los que hacen envíos de dinero y donaciones y los que están haciendo fraude, existen los que compran en el exterior por ahorrar dinero. Al fin una luz dentro del sofocamiento capitalista, ahora por apagarse.Crimen y castigoEntonces, para evitar todos estos “ilícitos”, la solución tomada es restringir a los compradores. Hacerlos sentir criminales, culpables, casi basura. Si es posible, hacerles sentir un poco de culpa por el resultado del referéndum, las muertes de niños por inanición y la huelga de escritores americanos. Porque eres un criminal. Sinceramente, uno se siente bastante bien al saber que hay muchas personas (1, 2, 3, 4, 5) que independientemente de su apoyo al gobieo no están de acuerdo con sentirse criminalizadas injustamente por fastidio institucional, y sobre todo parece que trasciende la impresión de daño a un sector mayoritario para beneficiar a uno minoritario.Aunque uno no sabe, no lo ha visto y sobre todo no ha participado, se imagina que el volumen
de los ilícitos cambiarios existe y debe ser muy grande. Sobre todo asumiendo de buena fe las declaraciones del órgano rector del control cambiario en las que se establece que se ha consumido más en dinero plástico que en importaciones de sectores claves para la economía; lo cual, por cierto, podría querer decir que el flujo de dólares es mayor para las personas que para el sector económico formal, y entonces justificaría los pequeños monopolios formados por la dadivosidad del rector en la entrega de divisas. Inconsistencias.La solución real es terminar de decidir si la gente tiene libertad de manejar su dinero en la divisa que quiera sin restricciones gubeamentales; pero como solución temporal y sustitutiva a estas restricciones podrían exigirse las facturas de las compras electrónicas, en el exterior e incluso de los retiros en ATMs. Es muy sencillo: tienes 3000 USD y si no puedes justificar a tu nombre o el de tu núcleo familiar las compras por ese monto, le estás vendiendo tu cupo a otro. Si saliste al exterior y tus gastos de TDC más lo que sacaste por ATM no cuadra con lo que te gastaste, quiere decir que te trajiste verdes en efectivo al país, y tienes que venderlos legalmente.Pero no, el estilo de soluciones actual es echarle azúcar al Jet A1 para que nadie salga del país y cortar la luz a nivel nacional para que nadie compre por Inteet. Y es una mejor solución para un organismo que se aburre de operativos con los usuarios y que se jacta con otros órganos de la APN de no tener que atender requerimientos de nadie. Un organismo que no responde correos ni llamadas y te amenaza con retrasar tus solicitudes si osas aparecer cerca de su sede. Y que continúa incumpliendo el Decreto 3390 sin proveer un servicio de calidad para los usuarios.La realidad es que el venezolano, aquel que quiere seguir consiguiendo productos variados, ahorrando con respecto a lo que consigue en el país y sí, el que quiera hacer fraudes cambiarios, va a conseguirle nuevos huequitos a las restricciones, con mayor o menor impacto sobre la economía, si es que alguna vez lo hubo y se puede medir, con los pelos en la mano.Si antes alguien compraba dos o tres cupos de 3000 USD, ahora comprarán 15 cupos de 400 USD. Los intocables seguirán siendo los de la élite que tiene dinero para irse un fin de semana cada mes al exterior, traer dólares y venderlos aqui quedándose con la ganancia para pagarse un próximo viaje, y los afectados seguirán siendo todos los que dependían de servicios afuera, los que no tienen la estatura mínima para competir en un modelo cada vez más caníbal y los que tienen que absorber los costos de los importadores comprando un libro al doble del precio.aka la mayoría de nosotrosHospedaje sin pactosSi usted tiene un proyecto activo de desarrollo y promoción de software, hardware, conocimiento y cultura libre y de acceso abierto, y requiere de hospedaje de aplicaciones Web, correo electrónico, shell y otros servicios, no dude en contactarme por joseparrella en gmail punto com para tratar de darle un espacio en algún equipo.Inicialmente podríamos colocar servicios en Venezuela o en el exterior. Hay varias máquinas en el país que pueden darle muy buen servicio; afuera se pueden usar equipos virtualizados si quiere tener una conectividad más apropiada: sólo puedo mantener dos equipos con el cupo de 400 USD y en todo caso el hospedaje en Venezuela seguramente tiene la calidad suficiente para lo que necesita. Como lo planeamos ahora, el servicio sería gratuito.

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s