General

Patrones: software libre vs. código abierto vs. hardware libre

Desde hace unas semanas he notado en la blogósfera algunas personas que han estado escribiendo sobre el tema de “software libre” vs. “código abierto” vs. “hardware libre”, sobre todo Efraín, Gregory, Miguel y Octavio.

Más allá de que con estos episodios estamos revisitando las situaciones problemáticas que como comunidad hemos venido patológica y estructuralmente demostrando, mi posición ha sido bastante realista en este asunto: es natural que en un ecosistema hayan distintas definiciones aceptadas de lo que significa que el software o el hardware sea libre. Y eso es natural porque predomina la percepción de que uno debe ser libre para escoger lo que es éticamente aceptable como libre.

Por ejemplo, la definición de software libre de la Free Software Foundation no es la misma del Gobieo de la República Bolivariana de Venezuela y tampoco es la misma que la del Gobieo de la República del Ecuador. Organizaciones como ASLE en Ecuador o GLoVE en Venezuela parecen adoptar la definición de la FSF, mientras que las empresas públicas no atadas a los gobieos podrán tener sus propias definiciones aceptadas.

Obviamente, no todas estas definiciones pueden ser éticamente aceptadas por uno como individuo desarrollador y promotor del conocimiento libre ni como ciudadano. Algunas estarán bien, otras necesitarán una corrección práctica o a veces estructural y otras serán completamente inaceptables. En mi experiencia, las definiciones de software libre que no son aceptables son motivo de un proceso de razonamiento lógico un poco distorsionado, así que a veces son razones humanas y no necesariamente de otro tipo las que motivan que la gente se confunda.

Es posible que el término open source no goce de la aceptación que debiera por el hecho de ser un término anglosajón en nuestro escenario actual, pero siempre he pensado que FLOSS es un término suficientemente inclusivo, faltando solo la referencia a estándares abiertos, sobre los cuales construimos todo esto.

Como nota final, con respecto al tema de hardware libre, todo el fuzz alrededor de las máquinas de Lemote suena como parte de una estrategia de mercadeo muy bien pensada, lo cual no significa que sea bueno o malo.

El post de Exodus da algunas ideas interesantes sobre el asunto, y no olviden que hace ya mucho tiempo existían los teléfonos del proyecto OpenMoko, que si bien utilizan chips de terceros, hacen disponibles al público bajo licencias libres desde el software necesario (no blobs) para que opere el teléfono hasta los schematics del hardware.

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s