General

Venezolaneando en el mundo

Tengo memoria de viajar fuera de Venezuela desde 1990, a los 3 años. Y recuerdo mi último viaje familiar, a los 11 años a Nueva York, con WTC. Desde entonces empecé a viajar solo, un par de veces a Europa (nada más cool que un sobre de UM) y luego, afortunadamente, a muchísimos sitios desde Canadá hasta Argentina y desde Valparaíso hasta la India.

Y así, muy pronto te das cuenta de nuestro abismo con subsiguiente ceguera generalizada en lo profesional, social y cultural, pero también de como nos distinguimos entre millones de extranjeros, especialmente entre millones de latinos. Sepa el lector disculpar las generalizaciones en este artículo, pero, reconozcámoslo, ¡las generalizaciones siempre son, al menos, divertidas!

Primero, no tenemos el acento neutro. Está bien que nos cuesta poco esfuerzo hablar en un castellano que distraiga poco, y que tenemos grandes locutores, pero cuando estás en el Arco del Triunfo en París y oigas que te gritan “coño, pana, ¿dónde es que dice Miranda?” o en la Torre Eiffel escuches que dicen “¿para qué coño vamos a subir a esa mierda si es de noche?” o en algún país andino diciendo “ay, coño, aquí la gente si es fea y huele mal” — sabrás que estás en compañía de tu prejuicioso hermano venezolano.

Como nota curiosa, nuestro acento se me hace parecido al panameño. Quizás años de compartir la música y El General nos han hecho similares en ese aspecto. No se necesita demasiado para distinguir el acento de un colombiano (bonus si distingues la región) o a un argentino o un chileno. Con un poco de entrenamiento podrás distinguir a un tico o un paraguayo. En nivel máster ya separas a un uruguayo y distingues entre los acentos centroamericanos. Que lindo continente.

Aparentemente, las palabras con las que más nos relacionan en el extranjero son “chamo”, obviamente, y también la expresión “cónchale, vale”, nunca subestimes el poder de una novela en el extranjero como embajadora del país, cónchale, vale, chico. Por supuesto, la norma indica que tarde o temprano te preguntarán: “¿de dónde eres?” (en Ecuador nos confunden mucho con cubanos o colombianos) y cuando digas “de Venezuela”… silencio incómodo… “¿y qué tal Chávez?”, otra muestra de que el tiempo pasa demasiado rápido y ya es un tema de conversación como el clima, o el petróleo, o las mujeres.

Ya decía que somos prejuiciosos, lo cual es bien injusto considerando que en general hemos escapado a la ola de xenofobia que recorre el continente, según algunos motivada por la misma xenofobia que el latinoamericano experimenta en Europa y Estados Unidos, pero que aun así no tiene justificación alguna. En mi experiencia, como venezolano siempre he sido bien recibido en lo personal, comercial y profesional, cuando es bien conocido que no siempre es así con muchos ciudadanos centroamericanos, cubanos y colombianos.

En Ecuador

Cuando llegamos a Ecuador en 2008, los venezolanos eramos una especie rara, sobre todo en la Sierra Centro (Quito) pero hoy estamos en todas partes. Tengo meses comentando el fenómeno en Twitter, pero siempre tienes días, como hoy, que lo hacen más relevante. Por ejemplo, cuando estás en la peluquería y llega un tipo apurado pidiendo que le pasen la “01” y que le dejen la “pollina corta”, y luego se molesta porque lo ven raro. O cuando estás en el ascensor y oyes que dos chamas hablan del “coño e su madre”, te das cuenta que ya no somos la excepción.

Y es que Ecuador está a 2h30 de Caracas, con pasajes que tienen precios competitivos con respecto a destinos como el Caribe, o Miami, pero con más cupo de CADIVI, como decía alguien “si te vas un fin de semana a Panamá no te dan ni para el taxi, si te vas un fin de semana a Quito, ta’barato dame dos”, aunque siempre digo que aquí tienes cuando menos dos países en uno, la Sierra y la Costa, y tu experiencia depende de una mente abierta y fijar expectativas. Ah claro, se me olvida que siendo el dólar moneda local, también es un atractivo.

Hace unos días, un vendedor en una cadena de computación se asustaba al saber que éramos venezolanos, porque nos decía que solíamos llegar diciendo “dame esa plasma, dame esa grabadora, dame esa laptop” y “pasando la Banesco”, así que tuve que soltarle el speech de CADIVI, que ya lo tengo hecho de forma didáctica con material auxiliar y todo.

Pero, aparte de los prejuicios (como diríamos en Venezuela, el mojoneo) que traemos aunque no queramos ver con equilibrio las cosas buenas de nuestro país y las cosas que definitivamente nos motivaron a ios, sino siempre el chisme, las cosas malas y lo incómodo y sifrino, no puedes evitar sentir vergüenza cuando capturan a una banda de ladrones de “cuello blanco” (clonadores de tarjetas, ladrones de equipo técnico especializado, estafadores) con un cabecilla intelectual venezolano.

Y no puedes evitar sentir miedo de que, eventualmente, cuando la gente oiga tu acento extranjero cierren la caja, te mande un guardia a que te vigile, te hagan guardar tus bolsas en la entrada, te suban los precios, te pongan trabas legales, te cobren más impuestos que a los demás, desconfíen de ti… afortunadamente, ese momento no llega, y para los que amamos donde nacimos, aunque creamos que eso es irrelevante para ser de valor en la vida, aún podemos hacer hallacas y compartirlas con nuestros amigos extranjeros, extrañar Nuestro Insólito Universo y sonrojaos de la pena cuando un compatriota irrumpa gritando: ¡verga, que arrechera!

Standard

One thought on “Venezolaneando en el mundo

  1. eramos says:

    recuerdo cuando ni de coña se le ocurriria a un Venezolano irse para Ecuador…a que ? para que te miren feo, para que te cataloguen como EXTRANGEROsiendo ellos super emigrantes, te regalo a ecuador. si voy es de turista….

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s