General

Experiencias con la lectura: Venezuela y Ecuador

Siempre he tenido mucha presión alrededor del tema de la lectura.
Empecé a leer antes de lo normal, y cuando los demás niños empezaban a
leer, yo leía un periódico en posición invertida. Pero nunca he visto
a la lectura como un pasatiempo, como una aventura o como un escape de
lo convencional. Quizás es porque trato de no glorificar lo que
durante toda mi vida he considerado como un medio informativo de
calidad excepcional.

En Caracas, frecuentaba mucho las librerías Las Novedades, especialmente las que quedaban en el CCCT, el Bulevar
de Sabana Grande y Parque Central. Mi papá guardaba un dinero todas
las semanas para comprar libros y revistas allí. Leía la Muy
Interesante y compraba el Almanaque Mundial. Obviamente, ese gusto por las librerías derivó en una
afición en general por artículos de oficina, papelería y revistas.

En algunas librerías como la Americana (en el CC Chacaíto si mal no
recuerdo) o la Francesa, así como en la que quedaba en el CADA de Las
Mercedes me hice fan de algunos títulos como Tintín o Asterix, y de
algunas revistas extranjeras. Recuerdo que era demasiado difícil
costear esos libros, así que no nunca logré completarlos (y ahora, en
dólares y en Ecuador, sigue siendo muy costoso terminarlos)

Desde chico también iba con mi papá a la Feria Inteacional del Libro
en Caracas. Era normal que visitáramos la Feria cada uno de los varios
días que duraba y que con cada visita saliéramos con varios libros.
Obviamente, en casa cada habitación tenía una biblioteca, y había un
estudio que no tenía paredes sino más biblioteca. Mi papá coleccionó
muchas publicaciones, me acuerdo de la Enciclopedia Salvat, la Mi Salud y una de libros de formato más pequeño.

Comprar la lista de la escuela también era una experiencia. Del
colegio te mandaban una lista con los libros, cuantos cuadeos,
lápices, bolígrafos o portaminas, colores y otros materiales tenías
que comprar. Aunque donábamos la mayoría al Banco del Libro, hay
algunos libros que se mantuvieron en las bibliotecas de casa por
muchos años, como este de Historia Universal.

Cuando empecé a trabajar con Linux, alrededor de los 14 años, empecé a
invertir dinero en comprar revistas especializadas. Así, conseguí las
Todo Linux, y luego las Hakin9, en Las Novedades. A veces, con suerte,
se conseguía alguna revista especializada en Linux del Reino Unido o
de Estados Unidos, aunque era más fácil conseguir las que se imprimían
en España (y en Polonia con representación en España) y una que otra
Argentina, pero de menor calidad.

En mi primer trabajo a los 17 ya invertía una parte importante de los
ingresos en libros. En este caso la parada obligada era Tecniciencia
Libros, principalmente la del CCCT aunque también a veces la del
Sambil (y luego las del Recreo, Lido, Tolón…) donde conseguías
libros viejos a precios increíblemente bajos (no ajustaban por
inflación) que estaban todavía vigentes. Allí conseguí unas joyas como
por ejemplo libros de MBONE y USENET, hasta cosas más modeas como el
Seguridad de redes de O’Reilly que creo fue el único libro
relativamente reciente que compré en TCL.

Un par de veces fuimos a Libroria, una librería especializada en
usados en Las Mercedes. Allí no conseguías muchos libros técnicos pero
si literatura en general y títulos interesantes como alguna “Guía para
el fanático de E.R.” o guías de etiqueta para los negocios. La que en
general evitábamos era la Nacho, que aunque era muy buena en papelería
y artículos de oficina en general, se enfocaban en literatura
mainstream a costos sinceramente prohibitivos.

Nunca dejé de comprar libros extraños en buhoneros (vendedores
informales) por ahí aun tengo la Física de la radiación de las
sustancias en húngaro y un libro con planos para el estudio de
centrales nucleares en francés, resultado de la migración de
académicos venezolanos a países europeos durante la época soviética
para realizar estudios de postgrado en estas áreas.

Cuando me vine a vivir a Ecuador, se nos presentó un problema: ¿cómo
traer tantos libros? La verdad es un problema que no hemos podido
resolver. Hemos traído muchos libros, tanto en los viajes a Venezuela
como pidiendo favores a las personas que han venido de visita, pero
aun quedan muchos allá. Los libros son muy pesados y ocupan mucho
espacio, así que traerlos vía aérea es costoso. Nos hemos planteado
traerlos por tierra pero tenemos miedo de que se dañen o incluso que
algún oficial de aduanas quiera cobrar impuestos (cuando los libros no
pagan impuestos)

Así que hemos donado o regalado casi la totalidad de las revistas y
una buena parte de los libros. Algunas revistas las he sorteado en
cursos de capacitación sobre open source que he hecho en varias
partes, y los libros les he dado prioridad a los amigos que sé que les
darán buen uso.

Y por supuesto, hemos tenido que volver a llenar nuestra colección en
Ecuador con nuevos libros. Ecuador es un país donde la lectura juega
un papel sensiblemente menos importante que en Venezuela. Algunas
personas citan datos de la UNESCO sobre el promedio de lectura per
cápita al año (alrededor de 15 libros) mientras que en Ecuador es una
pequeña fracción de esto. Y si bien esto puede ser cierto, no ha sido
un impedimento para tener grandes experiencias aquí.

En Ecuador no hay cadenas como Tecniciencia, sino que hay que apuntar
que una cadena de propósito general como Libri Mundi o Mr. Books tenga
libros especializados. En mi experiencia, Mr. Books ha sido un poco
más completa que Libri Mundi en temas de tecnología. También tienen
algún oscuro programa mediante el cual puedes intentar pedir a algún
manager un catálogo de libros que traen desde el extranjero.

Luego, hay un montón de librerías pequeñas e interesantes. Por
ejemplo, Libroexprés es más pequeña, pero tiene una buena sección de
revistas decentemente actualizadas. Y luego hay independientes, sobre
todo una en la Eloy Alfaro que lleva algunos títulos de tecnología. No
conozco mucho de las librerías universitarias pero asumiría que venden
en principio libros de asignaturas.

Las ferias del libro en Ecuador han mejorado enormemente desde que
llegamos. En la última tuve la oportunidad de conseguir bastante
literatura ecuatoriana, libros técnicos y literatura inteacional por
igual, a precios muy competitivos. El tema de los precios es curioso,
aquí los libros son mucho más caros que en otros países de la región,
por lo que uno de los pasos para promover la lectura sería eliminar
cualquier restricción a la importación y producción de libros e
incluso subsidiarla, de ser posible. Así se logra un gran efecto
multiplicador: a los que nos gusta leer podemos tener más libros por
nuestro dinero y ayudar en la promoción de la lectura.

Así que, con las últimas adquisiciones en casa, hubo que implementar
un sistema bibliotecario, al menos algo pequeño. Como algunos saben,
mi esposa Ailé es
bibliotecaria (sí, eso se estudia) y tiene una empresa especializada.
Yo he trabajado con ella en los últimos 5 años en proyectos de gestión
bibliotecar
ia, principalmente con software libre. Así que empezamos a
escribir algunas líneas de código (abierto y disponible aquí) para automatizar
nuestra biblioteca casera.

Quizás, si otros se animan a hacer lo propio (es gratis, es fácil y es
rápido si consigues una lectora de códigos de barra de pocos dólares)
podemos hacer una red de bibliotecas caseras con búsqueda federada
para buscar alguien que te preste un libro. Otra buena forma, si te
gustan los libros, de engancharte con la comunidad local, es a través
de los bibliotecarios, esa especie rara (en Ecuador, @ailefi organiza conversatorios
periódicos)

Y, aunque las circunstancias existan y haya que cambiarlas (promoción
de la lectura en Ecuador) nunca dejes que ellas prevalezcan.

Standard

One thought on “Experiencias con la lectura: Venezuela y Ecuador

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s