General

Inmigrantes, según no-inmigrantes

He compartido con ustedes en el pasado algunas historias sobre lo que significa para mi ser extranjero, ser inmigrante. Desde observaciones casuales hasta algunas más serias (como dice la pancarta, también pago impuestos y seguro, sin los beneficios :)), e incluso algunas deportivas. Enmarcadas, claro, siempre dentro del estoicismo que surge de ser extraño en algún sitio, y que con el tiempo se convierte en algo normal.

Pero hay algo que Ailé y yo siempre hemos comentado: para nosotros es curioso experimentar la xenofobia en países como Ecuador, que tiene una larga tradición de emigrar a Europa, Estados Unidos o inclusive a Venezuela: la señora Esperanza, que me cuidó por muchos años cuando estaba pequeño, y su esposo Raúl, son de Portoviejo, por ejemplo.

Cuando llegué a Ecuador, propuse a un comité inteacional hacer un evento de software libre (el DebConf) en Quito. Lo presentamos en dos ocasiones, la primera frente a Nueva York, siendo el principal diferenciador de Quito que no impondría mayores problemas de visas a muchos de los participantes, y la segunda frente a Banja Luka, donde básicamente la propuesta era superior en cualquier aspecto.

Pero en las dos ocasiones, hubo un caso de una persona de nacionalidad española (y sin ánimos de generalizar, pues yo también lo soy) que insistía que era imposible que el evento pudiese tener éxito en Ecuador, porque, y cito, "los ecuatorianos tienen bajo nivel cultural, son maleducados y no saben hablar inglés; de hecho, tampoco hablan bien castellano"

Para mi fue muy difícil entender por qué esta persona decía eso, cuando mi experiencia no solo con profesionales, sino con la gente en general tanto en Quito, Guayaquil y Cuenca había sido tan positiva. Pero con el tiempo entendí que esta persona hablaba de los inmigrantes desde la perspectiva del no-migrante, y esta es una perspectiva muy, muy difícil de cambiar, y que mientras no cambia genera los roces de intolerancia que en muchos sitios terminan en tragedia.

Luego de eso hemos vivido muchas situaciones en Ecuador, algunas buenas y otras no tanto, en las que ser extranjero nos ha hecho diferentes. Y, aunque nos abstenemos de participar en discusiones políticas, al menos leemos el diario y no es inusual conseguirse con algún comentario del estilo "no deberían dejar entrar a los extranjeros de A o B nacionalidad, porque vienen a robar y a aprovecharse"

Ayer, en El Comercio, publicaron un artículo llamado Guayaquil, refugio de 2975 foráneos. Y para mi sorpresa, los comentarios esta vez fueron muy distintos. Es una pena que ya no estén los comentarios publicados (El Comercio al parecer los sustituyó con una caja de Facebook) pero esta vez eran migrantes ecuatorianos los que daban su opinión, y eran principalmente ecuatorianos viviendo en España. Y se expresaban en términos que apelaban a la hospitalidad, a la comprensión, a la acción consciente y medida y sobre todo a ponerse en los zapatos de ellos, los coterráneos que han salido de Ecuador por una u otra razón. Por ejemplo una, muy contundente, hacía referencia a Los Ñetas y a los Latin Kings.

Y así, pareciera que se perpetúa que solo el migrante salva al migrante, al mejor estilo de la frase demagoga que recorre países de habla hispana en cada elección. Por supuesto que como venezolano prefiero que la percepción de los locales sea la de Sucre, la de Dudamel o la de un profesional de valor que la de un clonador de tarjetas o un pran de La Planta, pero también entiendo que las percepciones negativas provienen de ver la situación desde la óptica del no-migrante. Mientras tanto, recordaré que afuera de Ecuador hay al menos un puñado de migrantes ecuatorianos que, aunque pasan por situaciones difíciles, entienden lo que pasa un extranjero aquí — o en cualquier otra parte.

Fuie1Fuie2

Standard

One thought on “Inmigrantes, según no-inmigrantes

  1. Ana says:

    Respecto a que mencione la opinión del señor español es gracioso, generalmente su acento es muy difícil de enteder, o corren o silban demasiado a menos que sea del noticiero de TV1. Luego no sé si está enterado de que su país recién está aprendiendo a hablar inglés. Es tan fácil ver el mal ajeno y pasar del propio. Muy poca gente se detiene a pensar antes de hablar y expresarse. Es cierto que Ecuador nunca ha recibido tanta migración y tiene que aprender, pero vaya a vivir a otro lado y a ver si lo tratan mejor. Creo que no.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s